miércoles, 2 de enero de 2008

LOS PRECIOS CON ZP

Esto es lo que tenemos con ZP, esto es lo que nos da este Gobierno Socialista. Más impuestos, más gastos, más subidas, más pobreza.

Los españoles nos merecemos un país con menos impuestos, una nación que nos proteja y nos proporcione las mejores posibilidades de bienestar económico y social, una mejor educación, una mejor sanidad, en definitiva, merecemos una España mejor.

Está en nuestras manos, no dejemos pasar la oportunidad.

7 comentarios:

tolito dijo...

Parece que esto quiere decir que ya han pasado estas entrañables fiestas y ya podemos volver a nuestro viejo empeño de acoso y derribo del estalinismo reinante... Bueno, del todo no han pasado. Aún quedan los Reyes Magos, fiesta de gran arraigo en la tradición secular de la familia católica. Tanto es así, que no me explico cómo el camarada Rouco no ha reaccionado aún contra la ingerencia preocupante de Papá Nöel, Olentzero y otros impostores varios que amenazan con descabalgar el indiscutible liderazgo histórico del trío mágico del oro, el incienso y la mirra... él que está tan preocupado con la pérdida de las esencias. La verdad, no lo entiendo...
Es decir, que lo cristiano no es ser comprensivo, tratar de ponerse en el punto de vista del que difiere, reconocer sus valores, buscar un equilibrio que salve la convivencia, sobre todo, en estas comunidades pequeñas...Lo cristiano, lo de raiz católica, es, en primer lugar, recuperar el poder a cualquier precio. Basicamente porque siempre ha sido nuestro. Y, cuando digo a cualquier precio, digo al precio de la mentira sistematizada, de la insidia, del envenenamiento, del escarnio de las personas, sea cual sea su condición, sea cual sea su capacidad para defenderse... Lo cristiano es que, si es más débil, mucho mejor...
Taran, apenas comenzado el año, muestra ya su cristiana inquietud de hincar cristianamente el diente en la yugular del oponente. Está nervioso. Es normal: Llevaba ya ocho largos días sin hacerlo y ni el turrón le ha resultado lo suficientemente estimulante a la hora de morder.
En fin. Solo quisiera que ese Jesucristo al que mentaís constantemente con fines espúreos, se manifieste también. Cuanto antes. No en la Castellana, sino a lo largo y ancho de esos mercadillos de odio y de mentiras que habeis montado en todos los rincones de un país que ya ha decidido vivir de otra manera... Que sea EL quien vuelva a sacaros de ahí a latigazos como ya se vió obligado a hacer el hombre en cierta ocasión...
Y es que es una cosa tan fea la hipocresía...

David dijo...

Pues si, que cosa tan fea es la hipocresía, como la de todos estos fariseos que han saltado rasgándose las vestiduras por que la Iglesia Católica ha expresado su opinión, de forma libre, eso si. Ahora bien, quizás lo que se pretende es que solo tengan derecho a la libertad de expresión los acólitos pesebreros y sumisos.
Los críticos no, los que no tragan con ataques sistemáticos no, los agredidos no, los injuriados no, las víctimas no, todos esos no, esos a callar, no sea que alguien, en Moncloa o en Ferraz se sienta molesto.
Dices bien, nos encontramos sumidos en el "stalinismo reinante"

David dijo...

Y por cierto Tolito, bienvenido a LA LIBERTAD, desde tu discrepancia, que respeto, me siento satisfecho de que cada vez seamos más. Tu Tolito, también sumas.

apolítico dijo...

La reacción intempestiva del PSOE ante el reciente encuentro de las familias cristianas es fiel reflejo de que en La Moncloa y en Ferraz existe una seria preocupación de cara al 9-M.
Es absurdo que el PSOE se rasgue ahora las vestiduras, como si fuera una novedad que la iglesia defiende -más allá de la coyuntura- una concepción de la familia formada por la unión indisoluble del varón y la mujer para la educación de los hijos en la fe.
El Gobierno no sabe qué hacer en sus relaciones con la Iglesia y lleva mucho tiempo dando tumbos en un terreno tan significativo para una sociedad que sigue siendo muy mayoritariamente católica, también en muchos sectores de la izquierda.
Dicho de otro modo, el objetivo del Gobierno es evitar que las elecciones se conviertan en un reproche social hacia su política de negociación con ETA y de ruptura del modelo territorial, a cuyo efecto cuestiones tan serias como la familia o el aborto se utilizan como cortina de humo.
Si el PSOE se muestra tan «ofendido» ante esos imaginarios ataques al sistema constitucional, lo primero que debe hacer es cumplir con lo establecido por la norma fundamental. Ante todo, tiene que respetar la libertad de expresión de los obispos, porque lo contrario supondría la imposición de una censura injustificable. Debe además reconocer la función institucional que cumple en España la Iglesia Católica por razones históricas y sociológicas, que no es equiparable a ninguna otra creencia religiosa. Así lo dispone el artículo 16 de la Constitución, con una mención específica que tiene un evidente significado en términos políticos y jurídicos. La Iglesia está y debe estar por encima del debate partidista, y es imprescindible por ello que sus expresiones públicas se muevan en el terreno del magisterio moral, sin ofrecer flancos débiles a una crítica sesgada y oportunista. En todo caso, los socialistas tendrán que buscar otros argumentos más convincentes para alcanzar en las urnas esa mayoría que se les resiste o tan siquiera una victoria mas que ajustada.
* La religión es la hija de la esperanza y el miedo, explicándole a la ignorancia, la naturaleza de lo desconocido.

David dijo...

La salida de tono de todo el PSOE con este asunto es simplemente la búsqueda interesada de la reacción anticlerical atávica y decimonónica de la izquierda más radical y más rancia de este país, todavía España, para montar un follón donde no lo hay, intentando movilizar a su electorado más extremista, ante el 9-M.
Buscan desesperadamente un motivo de fuerte enfrentamiento y más dura confrontación que suponga un revulsivo electoral. Nada nuevo.
Y por cierto, del tema de la entrada, "LOS PRECIOS CON ZP" ¿qué?, ¿nada?, ¿no interesa? o es que ¿hay que desviar la atención?.

apolítico dijo...

Se pueden escribir páginas enteras en referencia a tu entrada David, pero lo mejor que se puede hacer a este respecto y a tantos otros es acudir el día 9 de marzo a votar y votar a la mejor opción para todos los españoles.
La opción que nos salve de esta caída al pozo sin fondo a la que nos están arrastrando nuestros actuales gobernantes.

David dijo...

Lo dicho, este tema molesta. Igual me anatemizan a mi también, por traerlo aquí.