jueves, 4 de diciembre de 2008

Pepiño versus Esperanza Aguirre

Mejor con humor que tomarse en serio a ese miserable.

3 comentarios:

Zumalacarregui dijo...

Buenos días estimados contertulios de este nuestro espacio de libertad en la red.
Los españoles estamos de puente, también los que no se consideran españoles al igual que los ateos y laicistas a ultranza. Paradojas de esta España nuestra y del momento histórico que nos ha tocado vivir.
Los nacionalistas celebraron, a su manera, el día de una Constitución, que a pesar de lo que ayer dijo Rodríguez está herida de muerte. Lo cierto es que la validez del discurso de nuestro presidente no tiene ni gran validez ni tampoco coherencia alguna. Es un personaje único, incapaz de sonrojarse siquiera cuando miente, conscientemente, a su propio pueblo. Su mensaje, su discurso, su construcción intelectual como estadista, es pueril, falso, increíble, errático y oportunista, propio de un demagogo sin excesivas luces naturales que vive felizmente secuestrado en el limbo monclovita en un espacio histórico anacrónico de los años 30 del siglo pasado. Como nuestro alcalde es un pelota, es decir imagen y semejanza de su actual amo, como antes lo fue de los ya defenestrados, pues le sigue la estela, sin criterio, populista de aldea decimonónica.
Como os decía primero fueron los marxista-lenistas-porreros-separatistas de la ETA. Mataron a un empresario vasco, de la construcción, un enemigo del pueblo que colaboraba en la infraestructura necesaria para el tren de alta velocidad. Comunistas de pistola y bomba, admiradores de Corea del Norte, de una vuelta a esquemas económicos preindustriales, de hambre y miseria para todos, menos para elite. Discípulos aventajados de la espadas de Lenin o Stalin. Admiradores de las cien flores, del Salto Adelante, de la Revolución Cultural maoista. Vagos, drogadictos, ladrones, cobardes y asesinos. No veo la necesidad de enlodar las togas, de financiar sus ayuntamientos con los impuestos de todos los españoles, de legalizarlos e ilegalizarlos a conveniencia, de adjetivarlos como hombres de paz.
Después del crimen la indiferencia en Azpeitia, la partida de mus, el poteo, el gara y la camiseta de la selección de Euskadi o de Euskal Herria, la bandera de España escondida. El miedo campeando en la calle, en la fábrica e incluso en la familia. Los matones desafiantes. La normalidad en una sociedad anormal, donde el terror manda con la complacencia de algunos. Mientras los hertzianas trabajan con la cara tapada. Ya nadie se acuerda, cuando después del asesinato de Miguel Ángel Blanco, el pueblo les quitó el verduguillo. Aires de libertad desde Ermua, Ardanza Lehendakari, los batasunos escondidos en las cavernas. ¿Quién cercenó aquella oportunidad histórica para alcanzar la verdadera paz, la de la libertad?
El resto de nacionalistas a lo suyo, en Cataluña incluso un diputado que cobra de nuestros impuestos pide la muerte del Borbón. Da igual, la impunidad es manifiesta, es gratuito atentar contra España, de palabra, obra u omisión.
España implota, por causa del nacionalismo, en sus dos vertientes, político y militar. La patria se vende por un gobierno regional, el precio es lo de menos.
La Constitución de 1978 está herida de muerte, no por avatares externos, sino precisamente inoculada con el veneno mortífero desde el propio aparato del Estado. No es necesario reformarla dice nuestro presidente. Tiene razón, está herida de muerte, en estado Terminal, mejor una eutanasia política.
Pero nos acecha el peligro de otra implosión, la del tejido social. La crisis será mucho más virulenta de lo que nos dice el ministro de economía. No habrá recuperación en 2009, tampoco en 2010, y lo saben. Sufriremos una recesión que será desconocida en el resto de la UE y los EEUU. Crónica de una debacle anunciada. Por manifestarlo nos insultaron llamándonos antipatriotas. Pero ellos, los patriotas que definen a partes de España como nación, que permiten y amparan que no se pueda estudiar español en España, que los españoles seamos extranjeros en nuestra propia Patria, que en el País Vasco no exista ni un atisbo de libertad, serán los únicos responsables.
Malos tiempos que requieren soluciones adecuadas a su magnitud y gravedad.
No podemos dejarnos arrastrar por esta marea de indolencia y desintegración política y social de España impulsada por el gobierno. Nos tocará trabajar más, cada uno en su puesto de trabajo en el comercio, en los servicios, en las fábricas, en el campo, en la administración. España quedará a niveles todavía más catastróficos que los que nos legó en 1996 Felipe González. La tarea de la derecha es la de intentar evitar algo que se antoja inevitable y prepararnos para que cuando nos toque la responsabilidad de gobernar en Madrid estemos preparados para afrontar una tarea, de magnitud desconocida hasta la fecha, y recuperar en España la cohesión social, nacional y el prestigio internacional. Para ello no podemos arriar ni la bandera nacional ni dejar agonizar la Constitución de 1978.
Los demagogos de nuevo cuño, los peronistas del PSOE nos insultarán, nos tacharán de fascistas, de retrógrados. Ni caso, lo único importante es el pueblo español y la nación española.
Ánimo y a trabajar, este es nuestro valor añadido, trabajo y más trabajo para crear riqueza y bienestar. Esta es nuestra seña de identidad frente a la vagancia, la indolencia y contra los vividores a cuenta de nuestros impuestos.
¡Viva España!

David dijo...

Y mientras tanto, el Alcalde socialista de Casalarreina nos sube los impuestos (IBI +20% para el año 2009) con su voto de calidad el viernes pasado, y sigue sin dimitir. Y mientras tanto, el Alcalde socialista de Casalarreina aprueba un presupuesto para 2009 de más de 2'6 millones de euros (2007 = 1'4), con su voto de calidad. Y mientras tanto, el Alcalde socialista de Casalarreina le cuesta al pueblo 40.000 euros. Y por supuesto, el culpable de todo esto es el Partido Popular. Bonita manera de quitarse resposabilidades. Lo dije una vez, lo reitero hoy, Félix Caperos, a pesar de su "dedicación exclusiva", solamente es responsable el 30 del mes en curso, a la hora de cobrar.

Zumalacarregui dijo...

Buenas tardes estimados contertulios, como nos comenta David nuestro alcalde ya ha consumado lo que parecía inevitable, una subida del IBI para el próximo año de más el 20% sobre la base 2008 y un presupuesto municipal propio de tiempos de crisis, nada menos que 2,6 millones de euros.
Ya nos remitió una carta en la que demostraba sus dotes, tanto como gestor, como político y sobre todo como alcalde de todos los vecinos de Casalarreina. Un escrito institucional, con membrete de alcaldía en el que se dedicaba no ha explicar su gestión y responsabilidad política sobre el impuesto, sino a culpar de ello a la derecha. El se autopresenta como victima de algo heredado e irreparable y cuando la oposición le muestra un camino y también la realidad de lo ocurrido en 2006, se retrata como lo que es, un insaciable exprimidor del bolsillo ajeno.
Escrito ininteligible, mal escrito, peor articulado, ejemplo que haría sonrojar de vergüenza al ministro de propaganda del nacional-socialismo alemán. No es ni siquiera aceptable desde la moral política democrática hacer sectarismo y propaganda felona amparado en el escudo de la Villa. Un alcalde, en el momento mismo de ser elegido deja de ser candidato de un partido para convertirse en el edil de todos los vecinos, debiendo respetar cuanto menos a todos los contribuyentes, sean del partido que sean.
Es impresentable que no se haya distribuido a todos los vecinos de la Villa, siendo los de los suburbios ninguneados, aunque no por ello exentos del pago de tan abusivo e injustificado impuesto. Pero no se preocupe por ello Sr. Caperos ya que como usted es un megalómano de aldea y hasta lo publica en su blog, siendo una excepción en su aportación intelectual de copiar y pegar, la carta corre por la red y así se ha distribuido a todos los paganos, sobre todo a los foráneos.
El impuesto 2008 nos lo cobró a traición, sin tener la decencia de avisarlo, sin tener la gallardía de escribir la carta cuando lo autorizó. Ahora ya estamos sobre aviso y la trampa de la domiciliación bancaria no le garantizará el cobro de vecinos y propietarios foráneos con tanta impunidad en 2009.
Usted sr. Caperos hizo caso omiso al sentido común que presidió la asamblea que usted convocó, no con la pretensión de asumir su responsabilidad única en el atraco perpetrado sino con la única idea de insultar a la oposición. De nada ha servido el sentir del pueblo. Ha quedado claro su marxismo peronista, su populismo de taberna, su hacer política para usted mismo. No podemos olvidar que en su casa, en su hogar, es donde revierte una muy importante e innecesaria partida del presupuesto municipal. Usted quiere, necesita ser alcalde, precisamente para seguir cobrando, para seguir viendo la crisis desde la barrera de la seguridad. Para usted no existe el ERE, sólo un maravilloso mundo en colores, que retrata con una blackberry. Instrumento electrónico que supongo será de su propiedad y cuyo coste pagará de su bolsillo, sólo nos faltaba que también le pagásemos el juguete.
Pero el mundo que se ve en la Villa y que su maravillosa blackberry, de ejecutivo trasnochado e ineficaz, no retrata es monocromo, gris, de una tristeza impresionante. La actividad económica en la Villa así lo denota. ¿Usted no ve a los parados? ¿No se fija en la marquesina donde los emigrantes esperan a los caciques de los mercedes? ¿No es capaz de fotografiar la falta de actividad? Quizás sea por eso por lo que nos machaca a impuestos y hasta nos quiso dar una lección de autócrata pretendiendo convertir lo que es una tasa, como la del agua, en impuesto. Para usted todo es poco, por eso sólo rinde cuentas a “su gran pasión, que es la Historia”. Caperos alcalde de Casalarreina por la Gracia de la Historia, y lo cojonudo es que se lo cree.
Yo sólo espero que lo hagan ministro, eurodiputado quizás. Usted puede, haciendo la pelota hasta a su pepe botella catalán, lo conseguirá. No olvidamos sus amistades con las grandes prohombres de su partido, ellos le encumbrarán y así quizás, desde la lejanía, se olvide de esta Villa y siga pagando sus impuestos, como hasta ahora en la vecina Santo Domingo, pero sin detraer para su peculio ni un euro de esta Villa.
El presidente Rodríguez, ese que reniega de su primer apellido, les ha prometido mucho dinero, también a los municipios gobernados por ANV. Supongo que habrá utilizado el membrete oficial de la Villa para pedir la disolución de los ayuntamientos de ANV que su partido legalizó y ahora ilegaliza. Espero que haya pedido la dimisión de su gran amigo, el escuadrista de Getafe, ese que nos califica de “tontos de los cojones”. Por cierto, usted hombre culto le habrá también recriminado el machismo de la expresión y la ordinariez de la misma, impropia de un estadista. Con ello ganaría puntos ante la ministra de igualdad.
Pero a los tontos de los cojones, nos jode que nos quiten la tela para ponerse un sueldo. Nos jode que con nuestros impuestos se financie a la ETA para que luego se descojonen, en nuestra cara, de su impunidad criminal. Nos jode no poder hablar o estudiar en castellano en nuestro país, nos jode que nos mientan cotidianamente. Nos jode que se manden a nuestros soldados a Afganistán o Israel para dar lecciones de paz cuando en Navarra y en el País Vasco no hay ni libertad, ni seguridad y ni siquiera el gobierno es capaz de garantizar el derecho a la vida. Usted que gusta viajar a tierras de la idílica República Francesa habrá visto a un gendarme acompañado de dos militares armados, así se duplica la potencia de la policía. A ustedes eso les da alergia, son progresistas, así en La Rioja faltan 250 guardias civiles. Si no tienen tela para salarios de funcionarios policiales, dupliquen la plantilla de una forma sencilla, utilizando al ejército. Eso se llama sentido común y se aplica en una democracia tan potente y acreditada como la francesa.
De todas maneras es preferible ser un tonto de los cojones que no un jeta, más vale vivir en la miseria que ser un paniaguado a costa de los demás. Y por su supuesto más vale tener educación y cultura que no seguir el ejemplo intelectual y vital de los Sres Montilla o Blanco.
Siga retratando con su maravillosa blackberry su maravilloso mundo en colores, lástima que no lo sea para todos.
¡VIVA ESPAÑA!